Un mes más

Familia Izarnotegui Marquez20 de Julio de 2006, un mes más de casados. A algunos les parecerá demasiado tener que celebrar cada mes. Bueno, no se si es una celebración. Pero si es un día en el que ambos recordamos de forma especial aquel día. No sólo porque hubo una ceremonia y todo lo que representó. Sino porque fué el inicio de lo que hoy vivimos.

Hoy en día se escuchan tantas cosas respecto al matriminio. Tantas teorías respecto a como lograr uno exitoso. Pero para ser sincero, muy pocas coinciden con lo que nosotros vivimos día a día. No entiendo aquellos que quieren una relación donde cada uno vive su vida. Ese tipo de relaciones más describe una relación de amigos que un matrimonio. El matrimonio para nosotros si ha sido convertirse en uno. Y no es que lo hayamos logrado completamente. Por el contrario, lo interesante de todo esto ir en busca de eso, de ser uno, cada día.

Ahí hay un componente muy difícil de encontrar hoy en día: compromiso. ¿Podemos confiar en alguien arriesgándonos a que nos hiera? Creo que ese es el principal temor de todos porque a nadie le gusta que nos hieran o hagan daño. Y por ello, este es el primero de los temores que debemos vencer para poder experimentar un verdadero compromiso.

Claro, esto no es lo único, tenemos que ir elaborando una compleja receta que esta estrechamente ligada a los valores. Y bueno ese es otro tema muy complejo para muchos. Pero resultó sencillo para nosotros. La mejor manera de encontrar verdaderos valores, y sobre todo que tengan sentido y funcionen, es buscando a Dios. No hablo de religión, no hablo de rituales, no hablo de costumbres. Tan sólo de buscar a Dios. Claro, primero hay que creer en Él. Y lo que muchos no quieren aceptar es que creer en Dios es más complejo que simplemente decirlo. Creer en Dios implica ser consecuente con eso en lo que creemos. Y claro, aquí encontramos nuevamente el compromiso.

No quiero extenderme más esta vez. Hay mucho de que hablar (escribir) y lo haremos en su momento. Lo importante ahora es que en esto creo, así pienso y así soy. Este año cumpliré 31 años, tengo un matrimonio perfecto porque tengo la esposa perfecta con quien tenemos una hija perfecta. Y todo esto gracias a Dios. Y el 20 de cada mes me acordaré de todo esto y más…y si me da el tiempo escribiré.

Categories: Familia, Izarnotegui, Lay Sun, Personales Tags:
  1. No comments yet.
  1. No trackbacks yet.